Nairo, no te calles

A Mariana Pajón se le olvida lo que reza el refrán popular colombiano: « Entre bomberos no nos pisamos la manguera». Ella es una excelente bicicrosista. A no dudar. Pero, ¿mala colega? Tal parece que sí.

A Mariana Pajón se le olvida lo que reza el refrán popular colombiano: « Entre bomberos no nos pisamos la manguera». Ella es una excelente bicicrosista. A no dudar. Pero, ¿mala colega? Tal parece que sí.

Nairo sí sabe lo que es trabajar de sol a sol. Es un joven acostumbrado a recoger papa en los campos de Boyacá, como campesino puro y duro que es. En cambio, Mariana es una deportista de élite, pero de la élite de Antioquia. Y nada más.

 

Nairo es un digno representante de Colombia, sobre todo, de la tradición boyacense: son personas tranquilitas, amables y sosegadas, pero son asimismo muy sinceras, y tienen garra.

Yo creo que Mariana Pajón es una maleducada, cuando manda callar a Nairo. Malcriada e irrespetuosa.

 

Nairo, como pocos deportistas, ha tenido el valor civil de expresarse, de manifestar su inconformidad. Y eso es demasiado. Él está en su total facultad de hacer efectivo su derecho a la libertad de expresión. La mayoría de los deportistas se encuentran presos por el miedo al desempleo, y por eso callan.

 

Nairo debe seguir pedaleando, por supuesto, pero de igual manera debe seguir reclamando la dignificación del deporte y los deportistas colombianos. Mariana pajón no parece de los nuestros –diría un andrajoso personaje de Oscar Wilde–, su cara es demasiado feliz. Tal vez desconozca el sabor de la aguapanela.

 

Sin embargo, me gusta pensar que Nairo es un caballero a carta cabal y no se trenzará en una discusión inútil con Mariana Pajón.

De todas maneras, hay que decir: «Nairo, tu voz sí ayuda. Nairo, no te calles. Nairo, te invitamos a que sigas exteriorizando lo que no te gusta».

 

¡Adelante, campeón!

 

Por, Fernán Avid Medrano Banquet

@FernanMedranoB

 

Imagen tomada de Internet: Publimetro


 

Powered by